JUEVES DE DICIEMBRE 40% DE REINTREGRO CON CUENTA DNI + 5% DE DESCUENTO NUESTRO Podes comprar cualquier día y pagar con QR el día del descuento - Aplica sobre precio de lista - Tope de reintegro $1.500

$1.451,00

$1.595,00

4 cuotas sin interés de $362,75 20% de descuento pagando con Efectivo, sólo para pagos en el showroom o envios en La Plata o CABA (no Correo Argentino) Ver más detalles
¡Genial! Tenés envío gratis
Envío gratis superando los $8.000,00
Entregas para el CP: Cambiar CP
Nuestros locales

Aceite de Pepita de Uva y Q10

Ideal para pieles MADURAS, Mixtas, Deshidratadas.

El aceite de semilla de uva es el único aceite vegetal que penetra hasta la segunda capa de la piel, por lo que es perfecto para nutrirla a profundidad.

Sus bondades han sido comprobadas tanto en el rostro como también en tratamientos para el cuerpo como en masajes o hidratación.

Sí, el aceite de semilla de uva no concentra grasa, a diferencia de otros, y por esto, favorece a pieles con acné, puntos negros y/o sensibles de todas las edades.

A diferencia de otros aceites esenciales, el aceite de semilla de uva es ideal para pieles sensibles, grasas y/o mixtas; ya que es considerado no comedogénico, esto es que su textura no obstruye los poros de la piel, ocasionando la salida de puntos negros; ni deja la sensación de grasa en ella .

La COENZIMA Q10 es un activo muy poderoso que actúa como protector de la membrana celular . Se usa para proteger la piel del envejecimiento prematuro debido al estrés oxidativo. Restaura la barrera lipídica cutánea y favorece la buena función de las membranas celulares. Proporciona firmeza, suavidad y un buen tono a la piel.

Es un compuesto antienvejecimiento que evita la degradación del colágeno, la formación y profundidad de las arrugas.

Restaura la barrera lipídica de la piel, favoreciendo el buen funcionamiento de las membranas celulares.

Este activo, añadida a las formulaciones de nuestros aceites, es capaz de reducir la profundidad de las arrugas y proporcionar un resultado visible tras cinco semanas de uso continuado.

Esto es debido a que, tras su aplicación tópica, se produce una disminución de la oxidación cutánea y de las arrugas finas de expresión, al tiempo que frena la degradación del colágeno dérmico.

El aceite de semilla de uva se aplica directo sobre la piel ya que es un aceite vegetal por lo que no causa irritación.

 

Contenido neto: 30 cc

APROBADO POR ANMAT

Sin fragancia, sin crueldad animal.